• comunicacion5606

Orientación y movilidad, recurso vital para personas con ceguera y baja visión


Para que las personas con ceguera o baja visión puedan trasladarse es necesario desarrollar su “Orientación y movilidad”; es decir, enseñarle un conjunto de estrategias y actividades específicas que desarrollan su habilidad para lograr viajes de forma segura, eficiente y efectiva. Pero te preguntarás en qué consiste cada una:


"Orientación” se refiere a la capacidad de saber dónde se encuentra y hacia dónde desea ir, ya sea que se esté moviendo de una habitación o en las calles de su localidad.


“Movilidad” se refiere a la capacidad de moverse de manera segura, eficiente y efectiva de un lugar a otro, como caminar sin tropezar o caerse, cruzar calles y usar el transporte público; para ello es indispensable la utilización del bastón.


Janeth Ramirez, docente de educación física en nuestra escuela nos comparte: “Desde la etapa Preescolar trabajamos con ubicación espacial estática; es decir, saber cuál es la derecha, izquierda, arriba, abajo; así como indicaciones de alto y media vuelta.


Cuando los alumnos están en Primaria se prosigue con la ubicación espacial dinámica; es decir, lo mismo que en preescolar pero ahora moviéndose y cambiándose de lugar. Una vez que pasamos por estas etapas practicamos y enseñamos el uso del bastón, desde cómo abrirlo y cerrarlo, cómo agarrarlo para avanzar, para caminar, subir y bajar escaleras hasta cómo se coloca cuando se está en alto”.


Como puedes ver, el desarrollo de estas habilidades son esenciales para que las personas con discapacidad visual y baja visión puedan viajar de manera segura e independiente dentro de su hogar y en la comunidad. Aun cuando es mucho más fácil para ellos adquirir estas habilidades a temprana edad, estos ejercicios los pueden aprender a cualquier edad, por lo que pueden acercarse con especialistas en el campo de Orientación y movilidad (O&M)


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo